NUESTRA

HISTORIA

SIGLO
XIX

En 1886, el especialista en corsetería Johann Gottfried Spiesshofer y el comerciante Michael Braun fundan una fábrica de corsés con seis empleados y seis máquinas de coser. Cada producto se fabrica a mano en un cobertizo en Heubach, en el reino alemán de Württemberg. Al igual que ahora, el buen hacer y la elegancia son los pilares en los que se sustenta la marca en aquella época, con diseños donde la excelencia en el confort y la sujeción son la clave para mejorar la calidad de vida de las mujeres. En 1892, «Spiesshofer & Braun» empieza a comercializar sus prendas de lencería en Inglaterra, uno de sus primeros mercados de exportación.

SIGLO
XX

Después de una rápida expansión, los fundadores buscan un nuevo nombre que refleje el sentido de grandeza e impacto de la marca. En 1902, la marca se rebautiza como «Triumph», nombre inspirado en el Arco del Triunfo de París, como muestra de artesanía y calidad. Una declaración de estilo, influencia y relevancia cultural.

AÑOS 20

La época de posguerra es toda una revolución en la industria corsetera, ya que supone el fin del corsé tradicional y se da paso al sujetador, cuya éxito ya forma parte de la historia de la moda. En 1922, se presenta al mercado el primer sujetador de la marca.

AÑOS 30

Triumph presenta innovaciones como el primer sujetador sin cierre frontal y con tirantes desmontables.

Se abre la primera sede y fábrica internacional en Zurzach (Suiza). A mitad de los años 30, la marca se posiciona como el mayor fabricante corsetero de Europa.

AÑOS 50

El fin de la Segunda Guerra Mundial marca el inicio de una nueva era: en los años 50, se retoma la producción y Triumph comienza un gran período de expansión con la apertura de tiendas, estudios de diseño, fábricas y centros de distribución en la gran mayoría de los mercados europeos. En 1959, la marca presenta en el hotel Hilton de Berlín el primer gran desfile de moda íntima, con modelos recorriendo la pasarela solo ataviadas con ropa interior, todo un acto de atrevimiento para la época, que atrapó más de una mirada y puso nuestros productos en el punto de mira.

AÑOS 60

En 1960, la marca irrumpe en el mercado asiático con la inauguración de la primera tienda en Hong Kong. Cinco años más tarde, en 1965, la lencería de Triumph se vende en 92 países repartidos por todo Europa y Asia. En 1966, se presenta «Doreen», una línea confeccionada en poliamida y elastano, que rápidamente se convierte en el nuevo estándar en sujetadores moldeadores cómodos. Un año más tarde, nuestros ingenieros de producción mejoran el proceso de moldeado para crear copas sin costuras.

AÑOS 70

Los años 70 fueron todo un símbolo de liberación por desafiar los tabúes sobre la sexualidad de la época. La sensualidad se convierte en una experiencia personal y no en una restricción de la sociedad. Los sujetadores Nude y Butterfly son una expresión de esta mentalidad. Para iniciar la década a lo grande, se celebra el «Triumph 70s Show», el mayor desfile de moda puesto en escena en la época, con un recorrido de 25 000 km por varios continentes. Como verdadera precursora de la tecnología, la marca desarrolla tejidos ligeros a partir de los nuevos materiales creados, como la Lycra® y el nailon, lo que permite elaborar productos innovadores como el sujetador One Size, un modelo pensado para adaptarse a cada mujer.

1979

En 1979, nace Sloggi, la segunda marca global del grupo Triumph, con la presentación de la «revolución del algodón». Sloggi innova de manera constante para que todo el mundo pueda moverse cómodamente. Sus prendas están diseñadas para conservar la forma y el color como el primer día, sin importar nada, ni la temperatura a la que las laves.

AÑOS 80

En la década de los 80, el aerobic se convierte en tendencia, con diseños para entrenar llenos de color. La marca lanza propuestas acorde con la tendencia del momento, con la máxima sujeción y comodidad.

AÑOS 90

Los años 90 dan paso a una época en la que rostros como el de Naomi Campbell y Helena Christensen, algunas de las supermodelos más influyentes del momento, prestan su imagen para la marca. Rostros que representan el poder, la compostura y una seguridad sin complejos.

AÑOS
2000

AÑOS
2000

Al comienzo del nuevo milenio, Triumph es una marca verdaderamente global. A lo largo de todo un siglo, la marca, que hoy cuenta con una plantilla de más de 25 000 empleados, logra pasar de ser un pequeño estudio de mujeres artesanas a convertirse en uno de los mayores fabricantes de lencería del mundo. Se celebra «Dreams on Stage» en China, un espectáculo itinerante con 200 desfiles en 30 ciudades, donde se presentan productos que combinan lujo y confort en tejidos moldeadores y con aros invisibles.

EN LA ACTUALIDAD

Nuestra esencia es avanzar y gracias a una plantilla diversa y una influencia a nivel global, seguimos haciendo historia. Nuestros productos están inspirados en la individualidad y creados a conciencia, teniendo en cuenta las necesidades de la mujer. Nuestros artículos están diseñados para mejorar la vida de quienes los llevan, día a día y desde 1886.

This site is registered on wpml.org as a development site.